Edición N. 703 - 17/10/2017 - Ediciones Anteriores
30/09/2017
Rugby Championship: derrota de Los Pumas, título para los All Blacks
Los Pumas sumaron su quinta caída consecutiva en la versión 2017 del Rugby Championship al perder ante los All Blacks por 36-10 (29-3) en un colmado estadio de Vélez Sarsfield.


Poco pudo hacer el equipo argentino ante el seleccionado neocelandés, que se impuso con claridad y se coronó campeón del certamen por quinta vez desde 2012, cuando el conjunto albiceleste se sumó a los tres colosos del hemisferio sur.


Hubo muy poco para destacar en el representativo argentino. Tal vez el leve repunte experimentado en la segunda mitad, que alcanzó para disimular la amplia superioridad de los All Blacks en la parte inicial. Pero no mucho más.


No hay nada que hacer. Son letales. Huelen sangre y van tras la presa con una voracidad que asombra. Así de categórico y contundente fue la tarea de los hombres de negro que en sólo 25 minutos de juego ya habían liquidado la historia en Liniers.





Un penal por lado movió el tanteador en el arranque, aunque un ataque devastador que finalizó con el capitán Kieran Read apoyando contra la bandera derecha, fue el preludio del festival de los kiwis por Liniers.


A partir ahí, los neozelandeses adquirieron la confianza necesaria para desplegar su mejor rugby y desfilaron por la zona roja a través de Damian McKenzie -tras jugar un penal rápido-, Waisakale Naholo -desairando marcadores con su potencia- y nuevamente el propio Read llegando en apoyo para coronar otra gran acción colectiva de sus compañeros.


Semejante cimbronazo tocó el orgullo de los albicelestes que, aún con uno menos por otra inexplicable amonestación a Tomás Lavanini, fueron para adelante con más garra que rugby. Si bien tuvieron su chance en el epilogo de la primera mitad, la falta de ideas para quebrar el orden defensivo decretó el parcial de 29-3.


Con la amplia diferencia en la chapa, los campeones del mundo le entregaron el protagonismo a Los Pumas que golpearon una y otra vez las puertas del ingoal neozelandés. Y esa insistencia, terminó de dar sus frutos con el try de Juan Manuel Leguizamón, quien se zambulló encontrando una pequeño agujero entre una montaña de piernas negras.


Los cambios que llegaron desde el banco y la salida de Creevy al promediar el complemento desnudó otro problema: las complicaciones en el scrum. Los argentinos fueron penalizados varias veces en esa situación de juego que no encontró sustento a lo largo del juego.


Así todo y más allá de alguna licencia que se tomaron los de negro, el encuentro entró en una meseta y las limitaciones de uno contrastaron con la falta de ambición del otro. No obstante, el debutante David Havili tuvo tiempo para sellar los números definitivos en la última acción el juego.

DEPORTES
CULTURA
INFORMACIÓN GENERAL
OTROS TITULOS