Edición N. 758 - 11/12/2018 - Ediciones Anteriores
28/07/2018
Asignaciones Familiares: bajan el techo y recortan beneficios por zona

El Gobierno modificó hoy a través de un decreto los límites máximo y mínimo de ingresos que determinan el cobro de asignaciones familiares por hijo, y eliminó los beneficios que alcanzaban a los trabajadores de las provincias de la Patagonia y del norte del país. La medida comenzará a regir en septiembre y significará una pérdida de hasta el 75% del valor de las asignaciones.


La medida se tomó mediante un DNU que fue publicado esta mañana en el Boletín Oficial con las firmas de la vicepresidenta Gabriela Michetti (Mauricio Macri está fuera del país participando de la cumbre de los BRICS), el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.


Así, el Gobierno achicó el techo o tope máximo de ingresos familiares aplicables a los beneficiarios de los $94.786 actuales a $83.917. Además, si uno de los integrantes del grupo familiar tiene un ingreso mayor a $41.959, quedará excluido. Hasta ahora, el ingreso máximo para un integrante era de $ 47.393.


Resultado de imagen para asignaciones familiares basavilbaso


El decreto señala que “resulta conveniente asociar el valor del límite de ingresos mínimo habilitante para la liquidación de asignaciones familiares, con el valor de la base imponible mínima previsional”. “Más aún, teniendo en cuenta que el Sistema de Asignaciones Familiares, en su faz contributiva, tiene como fuente primordial de financiamiento a las contribuciones patronales y está fundado en los principios de reparto”, agregó.


Pero los más perjudicados serán los trabajadores de las “zonas diferenciales”, que percibían montos mayores. Este beneficio extra alcanzaba a más de 100.000 niños de las provincias de Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén, La Pampa y algunas zonas de Salta, Jujuy, Ctamarca y Formosa, entre otras. Con la quita de este adicional, estas familias perderán hasta el 75% de sus asignaciones (que en algunos casos llegará a $1.892 mensuales menos por hijo).


Se mantendrán los montos diferenciales por hijos discapacitados


Esos valores especiales se establecieron porque estas zonas son consideradas “desfavorables” y para promover el desarrollo poblacional en regiones poco habitadas o fronterizas.


Hasta hoy, la Anses dividía al país en cuatro zonas con regímenes diferenciales de seguridad social. El valor general por hijo se ubicaba en $1.578 hasta junio pasado para el AMBA y el grueso de las provincias, y se elevaba entre $3.155 y $3.407 para las zonas diferenciales, dependiendo también de los ingresos familiares totales. Pero desde septiembre, cuando entre en vigencia la medida, los beneficiarios de esas zonas pasarán a cobrar el valor general.


“El objetivo es seguir aumentando la cobertura de las asignaciones y queremos que sea pareja para todos. El extra no tenía un criterio de lugares con mayores niveles de pobreza, era algo antiguo para poblar regiones y no se podía sostener”, dijo hoy el director de la Anses, Emilio Basavilbaso, en diálogo con Clarín.


Por otra parte, con el argumento de evitar “dobles beneficios”, el Gobierno también pautó una suba del piso del ingreso mensual para acceder a las asignaciones de $200 a $2.816 . Los funcionarios plantearon que había empresarios evasores que, mediante un fraude laboral, declaraban trabajadores con salarios de $200 (y pagaban el resto en negro) para que puedan recibir las asignaciones.


Desde el Ejecutivo, aclararon que se mantendrán los montos diferenciales para el salario familiar y la ayuda escolar anual que se perciben por hijos discapacitados.
DEPORTES
CULTURA
INFORMACIÓN GENERAL
OTROS TITULOS