Edición N. 707 - 13/11/2017 - Ediciones Anteriores
15/10/2017
Boxeo: Omar Narváez noqueó a Potapov y se ganó su chance mundialista
El boxeador chubutense Omar Narváez (53,450 kilos) se impuso esta madrugada por nocaut técnico en el séptimo round sobre el ruso Nikolai Potapov (53, 500), en combate eliminatorio para disponer de una oportunidad de enfrentar al campeón regular OMB gallo, el sudafricano Zolani Tete.


En el estadio del club Obras, denominado Templo del Rock, y ante poco más de 2.200 espectadores, el ex campeón mundial mosca y supermosca de la Organización (OMB) resultó claro ganador, de principio a fin.


“La verdad nunca sentí el hecho de no haber combatido durante un año y medio. Siempre me preparé muy bien, tal vez, mejor que nunca. Sabía que tenía que castigarlo al cuerpo. Esas manos le dolieron”, expresó el púgil nacido en Trelew, que elevó su palmarés a 47 triunfos (25 por la vía rápida), dos derrotas y dos empates.


De este modo, Narváez, de 42 años, quedará en condiciones de protagonizar un combate eliminatorio ante Tete, actual titular de la categoría.


En el comienzo, los dos púgiles diseñaron los “típicos” instantes de estudio, con un europeo que tomó el centro del ring, mientras el argentino buscó mantenerlo a distancia, con un incisivo jab de izquierda.


El boxeador ruso, radicado en Brooklyn, intentó hacer prevalecer su estatura más grande y su mayor alcance de brazos. Aunque el "Huracán de Trelew" apostó a las contras, con manos que castigaban (aunque sin mucha pólvora aún), a la cabeza de su oponente. El plan de pelea estaba claro para ambos.


De a poco, el chubutense empezó a marcar diferencias. Con el estilo que lo caracterizó a lo largo de su carrera, el ahora boxeador enrolado en la división gallo halló los huecos como para colocar las mejores manos.


En el quinto asalto, Narváez, con más de 20 temporadas de experiencia en el lomo, ejerció un dominio nítido, pegando golpes ascendentes y descendentes al rostro y al cuerpo. El púgil ruso necesitó replegarse para no trastabillar.


En el séptimo, el otrora campeón mundial mosca y supermosca, ejecutó una serie de combinaciones que minaron por completo la resistencia de Potapov, quien no salió a combatir en el octavo. El árbitro estadounidense Celestino Ruiz decretó el nocaut técnico a favor del argentino.


El ruso Potapov, campeón gallo de la división NABO, perdió el invicto al cabo de 19 combates. Ganó 17 (8 por nocaut) y la restante pelea fue empate.

DEPORTES
CULTURA
INFORMACIÓN GENERAL
OTROS TITULOS