Edición N. 793 - 18/08/2019 - Ediciones Anteriores
05/04/2019
Cada vez son más las empresas que pagan por el agua en Misiones:
Klimiuk es una de las empresas tealeras más dinámicas de Misiones, con exportaciones a Estados Unidos y otros mercados. La firma nació en los años 70 como acopiadora de té y se consolidó como industria en el 2001, cuando en plena crisis apostó por el trabajo y adquirió un establecimiento en Campo Viera.
Klimiuk además, se encuentra permanentemente en el camino de la innovación y logró certificaciones de calidad importantes como el sello Rainforest Alliance (sustentabilidad) y BPM-IRAM (Buenas Prácticas de Manufactura, que asegura inocuidad del producto), entre otras.
Es por eso que esta empresa familiar no dudó en sumarse a otras tealeras líderes que ya pagan por la utilización del agua para sus procesos productivos, como El Vasco, Las Treinta y Don Basilio.
El agua está presente en cada alimento que consumimos, mucho más de lo que nos imaginamos. Según cálculos de la FAO, producir una sola taza de té requiere un consumo de agua de 35 litros. Con lo cual, la importancia del recurso es fundamental para lograr un producto de calidad.
Klimiuk es también un establecimiento yerbatero, con lo cual se suma a firmas del sector como La Cachuera (Szychowski), Piporé, Romance (Gerula), Grupo Kabour, Hoja Verde SRL (Grupo Kassab) o Flor de Jardín, que pagan por la utilización que hacen del agua.
A su vez, este listado se completa con productoras de celulosa y papel, empresas constructoras, madereras, cooperativas, embotelladoras de agua y prestadoras de servicios como los hoteles.
Compromiso con el cuidado de los recursos naturales
De esta forma, Klimiuk -que emplea a casi 200 personas en forma directa- demuestra su compromiso con la provincia de Misiones y su innovadora política de otorgarle al agua de las napas subterráneas, ríos y arroyos, un valor económico.
El objetivo de esta política es valorizar una de las mayores riquezas con las que cuenta Misiones para las futuras generaciones, incentivar y concientizar sobre la importancia del uso racional del agua y también generar fondos que permitan acciones para cuidar el valioso líquido.
Desde el 2014 el Estado misionero comenzó a implementar esta política, que lleva adelante a través de Aguas Misioneras S.E. mediante el cobro de ese insumo vital a las empresas.
La provincia arrancó con esta política en 2014, al firmar los primeros acuerdos con las empresas más grandes, las de mayor capacidad económica y las que más agua utilizan para sus procesos: Arauco Argentina y Papel Misionero (controlada por Arcor). Estas fueron las primeras compañías que empezaron a pagar por el agua que utilizan de las napas o del río.
Las otras empresas que se fueron sumando reconocen -en forma retroactiva- la utilización que hacen del agua desde ese año (2014), de manera de poner en igualdad de condiciones a las primeras firmas en empezar a pagar, con las siguientes que se van incorporando al sistema.
Pero además, Aguas Misioneras S.E se encuentra trabajando fuertemente en la sistematización de los datos de las Captaciones Hídricas Económicas de Misiones; los que se alojarán en una plataforma Web que registra las captaciones de los recursos hídricos de nuestra provincia, realizadas por el sector económico como bien en sí mismo o como insumo fundamental de sus procesos industriales.
Para ello, se nutre de la IDE Misiones, la plataforma web de "Infraestructuras de Datos Espaciales" (http://www.ide.misiones.gov.ar/index.php) de la subsecretaria de Ordenamiento Territorial de Ecología de la provincia; organismo con el que Aguas Misioneras S.E trabaja muy cerca en cuestiones atinentes al intercambio de datos y a múltiples articulaciones interinstitucionales.
El agua es de todos
¿Por qué las empresas que operan en Misiones y utilizan agua (que no es de red) deben pagar por el recurso?
Hay que entender que el agua, como el petróleo, es un recurso de la provincia y no del explotador o dueño de un fundo. Así lo estableció la reforma constitucional de 1994. En el artículo 124 se incorporó un segundo párrafo en el que se estableció que “corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en sus territorios”.
En cambio, el uso domiciliario está exento de este cargo. Hasta ahora se acordó el pago con 180 empresas, aunque se calcula que hay más de mil que se están incorporando gradualmente.
La ley I-Nº 149 (antes 4519) fue la que asignó a Aguas Misioneras SE, el aprovechamiento lucrativo de las aguas de dominio provincial, comprendiendo a las aguas superficiales, subterráneas y del Sistema Acuífero Guaraní dentro del territorio misionero.
Pagar por el agua es también una forma de cuidar y concientizar para el uso racional de un recurso que no solo no es infinito, sino que cada vez va a faltar más en la Argentina y el mundo. Incluso la provincia de Misiones, en algunas regiones, tiene importantes problemas hídricos.

Algunas de las empresas que ya pagan por el uso del agua en sus procesos industriales
Tealeras: Klimiuk Infusiones, Las Treinta, Don Basilio, El Vasco.
Yerbateras: La Cachuera (Szychowski), Piporé, Romance (Gerula), Grupo Kabour, Hoja Verde SRL (Grupo Kassab), Flor de Jardín, Sello Rojo o Sanesa.
Grandes Empresas que pagan por el agua: Arauco Argentina, Zucamor/Papel Misionero, AA2000.
Envasadoras: Aguas Schuster, Ivess, Aguas Pohl, Gaseosas Guany, Agua Iguazú, Iporá, Agua-Soda Patán, Manantial De Oro.
Productoras de almidón de mandioca: Graf Hermanos, Almidonera Diésel, Fécula de Mandioca AG, Cooperativa Agrícola Industrial San Alberto.
Constructoras: Carlos Enríquez
DEPORTES
CULTURA
INFORMACIÓN GENERAL
OTROS TITULOS